14 Consejos para ahorrar mientras viajas

¡No necesitas ser rico para viajar! Y en ello me he inspirado para escribir el siguiente artículo.

Vuelos

1. Al reservar vuelos, a veces es más barato volar a aeropuertos que no sean el destino final, y luego tomar un tren o autobús. Esto es especialmente útil durante la temporada alta de viajes o festivales. Y te permitirá ahorrar mucho dinero a pesar del inconveniente de alargar más el viaje y la hora de llegada a tu destino.

2. ¡Reserva con antelación! Esta ya te la conocías, ¿verdad? Nunca me cansaré de repetirlo, pero la sensación de conseguir vuelos hasta un 50% menos de precio solo por planificar con antelación es maravillosa. Personalmente intento sacar los vuelos con un mínimo de unos dos meses si voy a viajar a algún lugar en Europa e intento sacar hasta seis meses antes si es un vuelo internacional.

Alojamientos

3. Si eres de los que no soporta la idea de compartir aseo en un hostal y siempre optas por elegir un hotel, las ofertas de última hora pueden ofrecerte habitaciones con un descuento superior al 60% sobre el precio normal.

4. Al registrarte en el hotel piensa en la posibilidad de solicitar una mejor habitación. El turismo es muy malo y escasea en ocasiones en la actualidad. Por ello es muy probable que el trato sea mucho más amable y obtengas algún que otro privilegio con solo pedirlo. Quieren mantener contentos a los clientes y hacer que al volver a casa recomienden a sus amigos hospedarse en ese lugar. Así que olvida la timidez y úsalo para tu conveniencia.

5. Si sois varios amigos los que viajáis, entre 3-4 personas, considera reservar una suite. Los sofás generalmente se pliegan en las camas, lo que hace que la reserva de la habitación pueda ser aún más económica.

6. Si estás en una ciudad por una semana o más, alquilar un apartamento amueblado puede ser más barato que un hotel. Puedes encontrar una gran cantidad de excelentes apartamentos alquilados a través de sitios web como AirBnB, Wimdu, Home Away y 9Flats. Alquilar los apartamentos de otras personas siempre suele ser más barato que un hotel. Además vienen equipados con una cocina para que puedas preparar comida y reducir los gastos aún más.

7. También puedes utilizar sitios como Couchsurfing para alojarse con los lugareños de forma gratuita. Amo estos sitios. He usado Couchsurfing casi una docena de veces y no he tenido más que buenas experiencias. No solo es un gran sitio para conseguir un lugar económico donde alojarse, sino que también te permitirá conocer a los propios habitantes del lugar y poder salir con ellos y conocer la ciudad de una forma que ningún guía podrá enseñarte.

8. La mayoría de los albergues ofrecen habitaciones privadas que son más económicas que los hoteles. Si reservas con antelación podrás tener tu propio baño, sábanas nuevas cada día, Wi-Fi gratis y, a veces, hasta una TV.

Comer

9. Intenta visitar siempre la oficina de turismo local para conseguir una tarjeta de turismo. Las oficinas de turismo locales emiten tarjetas con descuentos para todas sus atracciones, tours y algunos restaurantes. En ocasiones ofrecen entrada gratuita o descuentos sustanciales en todas las atracciones y excursiones en una ciudad, transporte público local gratuito (una gran ventaja) y descuentos en algunos restaurantes. Al comprar el pase del museo de París, ahorré  70€  del precio normal de los museos. La mayoría de las principales ciudades del mundo ofrecen este tipo de tarjetas.

10. Bibliotecas, Starbucks y la mayoría de los cafés tienen wifi gratis. En lugar de tener que pagar por el acceso a Internet, te recomiendo que vayas a alguno de estos sitios.

11. La hora del almuerzo es el mejor momento para visitar los sitios más turísticos. Los grupos de turistas siempre se dirigen a estos lugares temprano por la mañana o al final de la tarde, pero alrededor de la 1:00 del mediodia suelen estar comiendo, haciendo las colas de espera mucho más cortas para las principales atracciones. Por el contrario, si eres madrugador, puedes ser el primero en la fila y hacer crecer tu el tiempo de espera.

Turismo

12. Nunca comas en una zona turística: la comida será la mitad de buena y al doble de precio. Este es un consejo bastante simple, pero a menudo olvidado por la mayoría. Solo con alejarte del centro turístico un poco y en cualquier dirección y encontrarás restaurantes más baratos y locales. Bajando de Las Ramblas en Barcelona, ​​mis amigas y yo encontramos un restaurante de tapas donde comimos de lujo por 7 euros cada una, casi la mitad de lo que hubiera costado en Las Ramblas.

13. Los lugareños no comen fuera todas las noches, así que tampoco tu deberías. Visita el supermercado local para ver y probar cosas nuevas y atrévete a cocinar una buena cena. Si no tienes una cocina donde estés hospedado, visita los mercados y opta por prepararte unos sándwiches para un picnic en el parque.

14. Come en restaurantes caros durante la comida en lugar de la cena. La mayoría de los restaurantes ofrecen platos para la comida mucho más baratos que las del menú normal de la cena. Esto es especialmente frecuente en Europa. Obtienes un menú fijo pero lo que te falta en la elección, lo compensas con los ahorros. ¿No sabes a dónde ir? No mires en la guía. Pregunta al albergue o al personal del hotel.

 

1

Claves para ahorrar espacio en tu hogar.

Los apartamentos pequeños suelen ser elegidos por muchas personas, tanto los solos como aquellos que tienen una familia. Existen buenas razones para vivir en uno, sin embargo a veces no sabemos cómo podemos aprovechar las áreas, es por ello que hoy queremos mencionarte algunos de nuestros truquitos para ahorrar espacio en tu hogar.

4 claves para ahorrar espacio en tu hogar.

Estas son algunas claves interesantes que te pueden gustar, veamos:

1. Usar espacios debajo de estantes o repisas: tanto en la cocina como en las habitaciones, podemos usar los espacios que están debajo de estas piezas con el fin de ubicar colgantes que nos permitan por ejemplo ubicar tazas, cuchara, juguetes entre otros elementos que necesiten un lugar. Nada como ahorrar con trasteros en madrid.

2. Cajones debajo de la cama: otra de las buenas opciones con las cuales podemos ahorrar espacio tanto en la habitación de los chicos como en la nuestra es usar gavetas debajo de la cama, de esta forma ocupamos ese espacio de una forma útil para guardar ropa, zapatos, libros o juguetes.

3. Ubicar estantes o repisas en los espacios libres: otra de las claves para ahorrar espacio en tu hogar es hacer uso de las esquinas o de los espacios que tenemos como en el baño o en las habitaciones. Esto nos permite almacenar o mantener organizada la ropa de baño, de cama entre otros. También esto es útil para los juguetes de los niños.

4. Utilizar las puertas: otra de las ideas o de las claves que podemos utilizar para ahorrar espacios es utilizar las puertas. Allí podremos poner estantes o ganchos que nos permitan colgar elementos o, en su defecto guardar por ejemplo productos de limpieza entre otros.

5. Alquilar un espacio de almacenamiento o trastero para guardar la ropa de temporada. Esta es una de las claves que permite a mis armarios vivir desahogados y en orden entre temporadas. Y la verdad es que no se que haría sin este espacio extra. Ordeno la ropa que no voy a utilizar en los próximos cuatro meses, la meto en cajas de cartón y lo único que tengo que hacer es pasar por mi trastero y dejarla. ¡Más fácil imposible!

Estas son algunas de las claves para ahorrar espacio en tu hogar de una forma práctica. Espero que os haya parecido interesante y podáis poner alguna de estas en práctica. Y no os olvidéis de comentar debajo con alguno de vuestros trucos para ahorrar espacio en casa, ¡estoy desando conocer vuestros trucos para ahorrar espacio!

Cómo hacer frente a la cuesta de enero

El Año Nuevo exige nuevas oportunidades, nuevas experiencias y nuevos aprendizajes. Si te encuentras entre a los que le resulta difícil administrar y ahorrar el dinero, entonces mi amigo, estás en el lugar correcto. En este artículo te voy a guiar a través de algunos consejos útiles para ahorrar en 2018. Estos consejos no solo te ayudarán a ahorrar dinero, sino que también te ayudarán a cumplir esos planes que con los que llevas tiempo soñando pero nunca has podido llegar a realizar por culpa de tener un presupuesto ajustado.
A continuación te cuento algunos trucos para ahorrar este 2018 que si pones en práctica seguro que marcarán una gran diferencia. Así que créeme, estás en buenas manos.


1. Presupuesto online: Aunque pueda parecer aburrido llevar las cuentas de todo lo que gastas, es algo realmente importante. Crear el presupuesto de un mes ayuda mucho en el proceso de ahorro. Antes de que comience el próximo mes, planifica cuáles serán tus gastos y asigna de el presupuesto de manera acorde. Piensa que la cantidad que ahorres, aumentará directamente las posibilidades de realizar esos planes tan especiales en un futuro. Y que, al no desperdiciar tu dinero en caprichos pasajeros, podrás en un futuro invertir en esa casa junto al mar que siempre soñaste o esas caras vacaciones a Hawaii que llevas tiempo posponiendo. ¡Piénsalo!
2. Se práctico: querer probar cosas nuevas es algo de lo que todos somos culpables. Esto da como resultado un fuerte flujo de salida en efectivo. Puede ser una gran tentación comprar ese vestido de diseño tan caro, pero piensa que disminuir tus gastos aumenta tus ahorros. Intenta ser más práctico cuando se trata de gastar tu dinero.
3. Aprovecha las ofertas: desde productos electrónicos hasta comestibles, encontrarás descuentos fácilmente. Ya sea en línea o en tiendas físicas, hay toneladas de lugares donde puedes encontrar ofertas en cada producto. Aprovecha ventas como el Black Friday, cupones de descuento, y rebajas de temporada para comprar cosas que realmente necesitas. Con atención y cuidado podrás ahorrarte unos euros extra.


4. Cambia tu modo de pago: no te voy a mentir, esta ha sido la forma más efectiva para mí. Si eres una de esas personas que paga con tarjeta de crédito (tarjeta de visa, débito / crédito), ¡DETÉNTE! Pagar con la tarjeta parece tan conveniente y fácil que pierdes la pista de cuál era la cantidad real que tenías. Intenta pagar en efectivo en su lugar.

Durante la temporada de fiestas, hastags como #holidayshopping, #shopsmallsaturday y #shoptillwedrop fueron tendencias. Pero cuando llegó enero y la resaca de la temporada navideña terminó, la realidad te ha golpeado en la cara. Para el 2 de enero te das cuenta de que gastaste más de lo que realmente tienes, y ahora estás en la bancarrota.
Pero eso está bien. Aún lo tienes bajo control. Intenta presupuestar con lo que tienes y priorizar es la clave aquí chicos. Ahora que las vacaciones se terminaron, intente evitar las salidas tanto como sea posible. Busca ayuda cuando sea necesario. Puedes aceptar esta situación como un nuevo desafío. La conclusión es que NO necesitas un título en finanzas de las mejores universidades. Solo ajustar y planificar hará el trabajo.